Descripción

Descripción

domingo, septiembre 09, 2018

El Crepusculo de Los Filosofos - Giovanni Papini



El crepúsculo de los filósofos es un raro y polémico libro de Giovanni Papini escrito en su juventud en el año 1906. En él, Papini ataca a los tótems modernos de la filosofía y en especial a Kant, Hegel, Schopenhauer, Comte, Spencer y a Nieztche, santones cuyos seguidores no le han de haber perdonado nunca las dentelladas a la yugular y sus golpes cual cocodrilo hambriento. Ya desde el prólogo alerta: "He aquí un libro de mala fe, libro de pasión y de injusticia, libro desigual y parcial, sin escrúpulos, violento, contradictorio, insolente como todos los libros de los que aman y odian y no se avergüenzan ni de sus amores ni de sus odios.
Puedo permitirme este cinismo intelectual porque tengo para mí que este libro es lo que muchos otros, más sabios y más elegantes, no aciertan a ser: una obra de vida. No he querido escribir ni una historia de la filosofía moderna, ni una serie de ensayos sobre los filósofos modernos. Mi libro no se propone informar a los lectores acerca de lo que han pensado los filósofos sobre los cuales escribo, ni hacer comentarios doctos e interpretaciones rigurosas de sus filosofías. Este libro es un trozo, o mejor, un conjunto de trozos de una autobiografía intelectual. Producto de mi liberación de muchas cosas que me han hecho sufrir, es también, y más especialmente, una tentativa para librarme del influjo de la filosofía y de los filósofos.

"Es un esfuerzo para demostrar la vanidad, la vacuidad, la inutilidad y la ridiculez de la filosofía, equívoco aborto del espíritu humano, de este monstruo de sexo dudoso que no quiere ser ni ciencia ni arte y es mezcolanza de ambas cosas."

Del prólogo:
"...Y como es fácil colegir, un proceso de la filosofía, un esfuerzo por demostrar la vanidad, la vacuidad la inutilidad y la ridiculez de la filosofía. He querido hacer una liquidación general de este equívoco aborto del espíritu humano, de este monstruo de sexo dudoso que no quiere ser ni ciencia ni arte y es mescolanza de ambas cosas, sin llegar, a servir de instrumento de acción y de conquista. Tomado en este sentido, mi libro pudiera ser el programa de una generación de buena voluntad, el asesinato de un ser inútil para preparar nuevas formas de actividades mentales mas dignas de los animales que se llaman pomposamente los reyes de la creación.

Para escribir este proceso he tomado la parte más viva y reciente de la filosofía, la que persiste todavía en las escuelas y en las revistas y que data desde fines del siglo XIX. Y en lugar de estudiar la filosofía tomada en abstracto, he querido juzgarla, asaltarla, agredirla y ajusticiarla en las cabezas de sus mayores representantes del último siglo, tomados como hombres vivos, concretos y determinados. Los he cogido uno a uno por el pecho y los he estrellado contra la pared con toda la furia de que soy capaz, sin miramientos y sin compasión...

... Me siento henchido de unas ansias locas de matar, de reducir a la nada , de destrozar , de agotar , de retorcer el hocico de los legítimos maridos de la historia sagrada , diligente y objetiva".

2 comentarios:

Entradas populares