Descripción

Descripción

viernes, agosto 03, 2018

José Antonio Ullate - Españoles que no pudieron serlo (PDF)

Un libro distinto y sorprendente



España no fue aquel malvado imperio que, en palabras de los populismos de izquierda bolivarianos nos dicen; "no se puede volver a la época del Virreinato donde se llevaban todo y no dejaban nada", más parecido a lo que fue la colonización del imperio británico.

En cambio, España fue un estado pluricontinental y descentralizado en donde cabían, regiones, reinos y repúblicas, por lo que fue enormemente envidiado por las potencias mundiales.

En 1810 toda Hispanoamérica era España. Quince años más tarde, el 95% de los territorios del Imperio se habían independizado, y más de la mitad de quienes entonces eran españoles dejaron de serlo.

Con la España peninsular invadida por Napoleón, América vivió una auténtica guerra civil. La población y sus dirigentes se dividieron en su lealtad a la Corona, y nombres como Simón Bolívar, José San Martín, Bernardo O`Higgins, Agustín de Iturbide o el cura Hidalgo pasaron a la Historia e incluso a la leyenda.

Pero ¿está dicho todo sobre el contexto piscológico y moral de estos hechos? ¿Pudo evitarse el desmembramiento de una unidad política que había desafiado con éxito el paso de los siglos? ¿Cuáles fueron las verdaderas causas del descontento americano y de la insurgencia? ¿Había suficientes razones para "romper" el Imperio?

José Antonio Ullate Fabo se adentra en estas cuestiones, de extraordinaria complejidad, y las despeja para ese lector que, desde la Hispanidad ibérica o trasatlántica, aún se pregunta qué impulsó una separación que sólo convino a nuestros adversarios.

Ésta es la tesis histórica, contra corriente, que expone José Antonio Ullate en un libro diferente a los demás sobre este tema: diferente por su escasa disposición a aceptar que, si las independencias sucedieron, es porque tenían que suceder o era bueno que sucediesen. Más bien defiende y justifica que los motivos aducidos para la rebelión, tanto por historiadores antiespañoles como incluso por grandes exaltadores de la Hispanidad, eran meras excusas. El descontento por el mal gobierno (justificado, sí, pero no más que siglos antes, sin que entonces pensase nadie en romper con el Rey), la expansión del suarecismo (inexistente, según el autor) o la ruptura del vínculo monárquico ante la suspensión del poder efectivo del monarca por la invasión napoleónica, fueron pretextos para lo que Ullate considera, sin ambages, como una falta de patriotismo hacia la Patria real, sustituido por un nacionalismo de nuevo cuño cuya primera tarea tenía que ser crear las supuestas naciones a las que consagrarse.

La gran tragedia fueron esos Españoles que no pudieron serlo de los que habla el título del libro. En España se ha asumido tanto lo que ocurrió, que incluso honran a los próceres de las independencias con estatuas, calles y simposios, mientras se deja en el olvido a quienes, entre 1810 y 1825, dieron la vida por mantener la unidad trasatlántica, cuyos nombres han quedado sepultados en el olvido. 

La perspectiva de este libro es sugerente y polémica, y abre un debate. Ullate es un aguafiestas, en el mejor sentido de la palabra: no hay nada que celebrar en ninguna independencia. Y leyendo su libro, quedamos plenamente convencidos, salvo que reinterpretemos la conmemoración como momento adecuado para estudiar y no repetir aquellos lamentables errores.

La conclusión del autor es que no sólo las independencias de América no tuvieron legitimidad ninguna, sino que la vergonzante reacción posterior de los españoles que dejaron de serlo en América y los que siguieron denominándose así en la península, se convirtió en una especie de pecado original que sigue lastrando la comprensión de nuestra identidad y de nuestra historia. Se trata, por lo tanto, de conocer la verdadera historia de la independencia, pero sobre todo de comprendernos mejor como españoles. Se trata de una provocación intelectual.




Debeis de saber que se trata de un libro descatalogado, la editorial ya no va a sacar más ediciones, y sólo quedan las existencias en stock de algunos almacenes, de modo que es una obra tan valiosa como escasa. Edición digital mejorada con menor peso.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares