Descripción

Descripción

miércoles, mayo 23, 2018

Rudolf John Gorsleben - El Cenit de la Humanidad ((The Zenith of Humanity)



Obra clásica dentro del Armanismo o Ariosofía, movimiento esoterista de corte germánico, entre la última década del siglo XIX y las primeras tres del siglo XX. Publicado en 1930, Hoch-Zeit der Menschheit o El Cenit de la Humanidad, viene a cerrar este ciclo de 40 años que tuvo el renacimiento de la identidad cultural del pueblo alemán. Muchos lo llamaron "La Biblia del Armanismo", y con razón.

Su autor, Rudolf J. Gorsleben, perteneciente a la Sociedad del Edda, nos ofrece un interesantísimo compendio de contenidos. Tópicos que han sido vedados desde 1945 por presentarse como peligrosos ya que, el latente Espíritu del Bien se manifiesta –o más bien, puede llegarse a manifestar- como conocimiento, entendimiento y práctica de ennoblecimiento tanto para el individuo como para el pueblo. Tal ennoblecimiento obliga a levantarse contra la modernidad decadente de Occidente pero además, entrega al lector CLAVES para alzarse como un guerrero, como un Hombre-Sol, como un Mago. Para despertar el electrón divino y con ello volverse peligroso a las fuerzas demoníacas tras las democracias y que operan tanto en los bancos, como la masonería o la ONU, así como en los círculos de magia negra, es preciso interiorizar en la Alquimia. Runas y Alquimia son lo mismo.
De hecho, sus contenidos son tan controvertidos que algunas DEMOCRACIAS EN EUROPA, incluida Alemania, decidieron censurar este extraordinario libro de espiritualidad, que es tanto una introducción a la RELIGIÓN ALEMANA como un compendio de instrucciones sumamente valiosas para el mago rúnico.

Así que, el lector DEBE leer entre líneas. Por más que el texto pretenda hablar de una cosa vana como un copo de nieve. Lamentablemente, el texto en inglés tiene comentarios al pie de página del traductor que son, a veces, explicativos y otras, francamente, opiniones burlescas de un ignorante en la profundidad de lo que traduce. El Cenit de la Humanidad lleva bien puesto su título, pues, su aspiración es la de que el lector se lleve a sí mismo como a su pueblo a la cúspide moral y espiritual. Aquella que Alemania alcanzara entre 1933 y 1939.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares